Cada final de semana, o principios de la misma, según se vea, es tradición levantarse por la mañana e ir fuera a desayunar o pedir chocolate con churros a domicilio en el centro de Madrid.

Los churros son un manjar que cuenta con una tradición ampliamente conocida que se remonta a los egipcios, pero no fue hasta que viajeros intrépidos comenzaron los primeros viajes que se hicieron desde Europa al continente americano cuando descubrieron su compañero infalible para una comida redonda y deliciosa: el chocolate.

Comenzó siendo un descubrimiento un poco rechazado por los habitantes europeos que, poco a poco, fueron descubriendo más formas de comer el chocolate, una de ellas a la taza. Gracias a ello hoy en día podemos disfrutar de distintos tipos de chocolate con churros a domicilio en el centro de Madrid.

Este formato, muy aclamado por los amantes chocolateros del mundo entero, ha ido creciendo en variedades y actualmente encontramos muchas formas con las que acompañar a los adorados churros:

- Chocolate a la taza tradicional: el más conocido por todos. Se puede elaborar tanto a través de polvos a los que unimos leche o comprarlo directamente listo para calentar.

- Chocolate a la taza con crema de cacao y avellanas: una receta poco conocida pero que hace las delicias de los amantes las avellanas.

- Chocolate peruano: con tintes de café y naranja, esta variedad de chocolate es ideal para experimentar nuevos sabores.

- Chocolate al aroma del ron: esta vez vamos a darle un sabor más fuerte añadiendo ron oscuro y un poco de canela a la mezcla cuando hagamos el chocolate a la taza.

En El Palacio Del Churro tenemos siempre muy presente el arraigo por la tradición de consumir chocolate con la fabricación artesanal de los churros de mano de una familia de origen andaluz afincada en Madrid, ofreciendo desayunos completos con mucha profesionalidad.